OTRAS COSAS

HE VUELTO

¡Buenos días a todo el panal! Con este post simplemente quiero pediros perdón. Realmente no sé cuántos domingos llevo sin publicar nada, pero han sido unos cuantos, estoy segura.

Las personas suelen poner como excusa la falta de tiempo, y yo no os voy a poner ninguna excusa, si no he publicado nada no ha sido por falta de tiempo.

Tiempo, lo que se dice tiempo, he tenido. Todo o casi todo el mundo puede sacar un ratito al día para hacer cualquier cosa. La cuestión está en las ganas. Y yo, a pesar de tener tiempo, no tenía ganas de escribir nada. Por más que lo intentaba y me sentaba delante del ordenador a escribir, no conseguía terminar ningún post.

En parte creo que es por ser demasiado exigente conmigo misma. Siempre he tenido el problema de ser demasiado perfeccionista. Y ojo, no considero que el perfeccionismo sea un problema, pero el exceso del mismo sí. 

Empezaba a escribir el post y no me convencía como lo estaba escribiendo, así que lo borraba y empezaba de nuevo. Así podía tirarme horas. Y mientras tuviera tiempo, no me suponía un problema, pero luego me llegaron cosas que hacer y responsabilidades, y tuve que priorizar.

Podría haberme organizado y sacar un ratito pequeño para escribir aunque sea un mini-post, pero no. Mi perfeccionismo no me lo permitía: o escribía un mega post súper currado (no son los mejores posts, pero a mi me gusta currármelos) o no escribía nada.

En estos días de desconexión me he dado cuenta de que mejor hecho, que perfecto. 

Ahora mismo tengo mil cosas que hacer en el día, y puede que no todos los domingos publique el post que me gustaría publicar. Saldrá lo que tenga que salir, os gustará más o menos, pero al menos tendréis la oportunidad de leer un post y opinar.

Así que, a partir de ahora, tendréis un post cada domingo, ¡prometido! Si me veo con ganas e inspirada, puede que os suba algún post adicional otro día de la semana.

NOTICIAS FRESCAS

Os tengo que contar un par de cositas. Allá vamos.

¡EN NADA ES NAVIDAD!

Efectivamente, quedan muy pocas semanas para navidad. Y eso quiere decir que me voy a volver monotemática y solo me veréis escribir sobre regalos, ideas, mercadillos navideños, olor a canela, luces, películas navideñas…

Cuando se me pase la fiebre de la navidad (a partir del 1 de enero, más o menos) volveré a los temas normales y no mencionaré la navidad hasta noviembre del 2019.

A mi se me pasa rapidito porque no suelo vivir reyes como muchas otras personas. Yo soy más de empezar con la navidad demasiado pronto. 

De hecho es que estoy escribiendo este post mientras escucho música navideña. Os dejo el enlace aquí de la playlist nueva que he descubierto en Spotify. Es música navideña al estilo jazz, me encanta.

También tengo una vela navideña encendida. Son las velas del calendario de adviento de Yankee Candle, que me regaló mi maravilloso novio. Sé que es un poco tarde, pero os dejo el enlace por si queréis comprarlo. La verdad es que está bastante bien y me hace bastante ilusión encender cada día una velita.

A mi la marca Yankee Candle me fascina, mi vela favorita sin lugar a duda es la de Cinnamon stick. Me encanta la canela. Bueno, vale, reconozco que lo que yo tengo es un problema con la canela. No, no es amor, lo que tu sientes se llama obsesión…  

¡YA TENGO 20 AÑOS!

El 28 de noviembre cumplí 20 años. Hay que ver cómo pasa el tiempo.

Mis maravillosos padres, además de regalarme el MacBook Air en septiembre, me regalaron esta cestita llena de aceites esenciales. También había unas cuantas velas de Yankee Candle (incluida la de Cinnamon stick, por supuesto).

Ahora esta cestita está en mi habitación llena de coleteros, porque no puede ser más bonita.

IMG_4028

Mi novio me regaló el calendario de adviento de la Birchbox, entre otras cosas. Me hace tantos regalos todo el tiempo que ya no sé lo que me regala por mi cumpleaños, por navidad, por nuestro aniversario… Creo que él cada día al levantarse piensa, ¡hoy es un buen día para hacerle un regalo a mi novia!

La verdad es que tengo mucha suerte de tener las personas que tengo a mi lado. No son muchas, para qué os voy a engañar. Principalmente es mi familia y mi novio. Pero más vale calidad que cantidad, y no puedo sentirme más afortunada.

También me ha comprado una caja entera llena de cápsulas de café. El café es otra obsesión que tengo.

Y yo sí que puedo decir que me gusta el café, que me lo tomo solo. No me gusta que las personas se consideren amantes del café cuando se lo toman con leche y dos cucharadas de azúcar (tirando por lo bajo). ¡A ti no te gusta el café, te gusta el azúcar, impostor! 

Pero, aunque me encante el café, lo tengo limitado a dos cápsulas al día. El café es algo más que un buen sabor amargo; también es cafeína. La cafeína tiene múltiples beneficios, pero tampoco se puede abusar de su consumo.

Yo era de las que decía “no, si yo no soy adicta al café, yo lo puedo dejar cuando quiera”, hasta que probé a hacer una descarga de cafeína y lo flipé en colores. ¿Sabéis lo que es un gremlin? Pues a mi lado esas criaturas eran bichitos adorables.

giphy-3.gif

Cada cierto tiempo me gusta hacer descargas de cafeína y pasarme 2-3 semanas sin tomar café. Bueno, en realidad durante ese periodo de tiempo sí que tomo café, pero descafeinado eh…

¡Y MIS TETAS YA TIENEN UN AÑO!

El 28 de noviembre yo cumplí los 20 años y el 1 de diciembre mis tetas cumplieron nada más y nada menos que un año.

El 12 de diciembre (miércoles) tengo la revisión con el cirujano. A ver qué tal, ya os contaré. Después de la revisión empezaré a escribir el post sobre mi operación, que estoy segura de que os interesa.

Ya sabéis (o creo que lo sabéis) que mi operación no fue un aumento de pecho corriente y moliente. Yo partía de mamas tuberosas, por eso mi operación fue algo más complicada. Más que un aumento fue una “reconstrucción”.

Cuando decidí operarme me puse como loca a buscar en internet y me dio bastante pena porque de todas las publicaciones sobre aumento de pecho, muy pocas eran sobre mi tipo de operación.

Por eso quiero escribir yo mi experiencia, tanto para las abejas que realmente estén interesadas en una operación de ese tipo, como para las abejas cotillas (totalmente respetable eh, que soy la primera que mientras come se pone a ver “Corazón” en la 1).

¡YA ESTOY EN INSTAGRAM!

Os he dicho unas cuantas veces que yo no estoy muy a favor de esta red social, pero me parece la mejor manera de comunicarme con vosotras.

Mi nombre de usuario es como en Twitter: @laabejacuriosa. De todos modos, si hacéis click aquí os lleva directamente a mi cuenta de Instagram.

Todo lo que publique en Instagram lo publicaré también por Twitter, para todas aquellas abejitas que sean como mi yo del pasado y no tengan Instagram.

¡HASTA EL DOMINGO QUE VIENE!

¡Hasta el domingo que viene, panal! Espero que os haya gustado este mini-post. El domingo que viene os traeré otro, o a lo mejor me da por escribir uno antes, ¿quién sabe?

Que tengáis un muy buen domingo y una buena semana. ¡Gracias por leerme!

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s