OTRAS COSITAS

EL POST DE LA GRATITUD

¡Buenos días de miércoles, panal! Estoy escribiendo esto desde el móvil y es nuevo para mi, así que espero que me perdonéis si cometo algún error.

En este post lo que quiero es dar las gracias. ¿Por qué? Porque sí. Esta semana estoy premenstruante y eso quiere decir que estoy con el ánimo RARO. Y digo raro porque no sé denominarlo muy bien. Digamos que mi ánimo se puede comparar con el entretiempo; en algunas horas es un extremo y en otras horas otro.

El caso es que ayer me rayé, sí, me dio un mental breakdown de esos (a lo pingu cuando no sabe en qué orden actuar, *inserto gif para que lo veáis*).

Me rayé por rayarme, porque podría no haberlo hecho. No tenía nada más con lo que ponerme de mal humor entonces recurrí a pensamientos tóxicos. Después del mental breakdown me pregunté por qué había elegido recurrir a pensamientos tóxicos en vez de a pensamientos bonitos. Al fin y al cabo eso lo elegí yo. Quería ponerme de mal humor y me puse de mal humor.

Eso me dio para reflexionar y dije, joder, ¿por qué no le doy la vuelta a las cosas y me centro en las cosas bonitas que me han pasado y me están pasando?

Así que aquí estoy, escribiendo un post dando las gracias jeje. Allá voy.

GRACIAS VIDA

Gracias vida por ser como eres. Por tener tus momentos buenos y tus momentos malos, tus aprendizajes, tus experiencias.

Gracias por permitirme estar aquí y caminar, hablar, escuchar, saborear y, simplemente, disfrutar del tacto de diferentes cosas. Desde objetos hasta personas.

Sé que no te he valorado lo suficiente, como también sé que eso lo hiciste para que llegara hasta donde he llegado.

GRACIAS MAMÁ Y PAPÁ

Gracias a mis padres. Diría gracias por todo, pero eso se queda corto y es inespecífico. Vamos a profundizar.

Primero, aunque obvio, gracias por darme la vida. Por apostar a tener un hijo a una edad que se considera tardía, pero bien decididos de que queríais.

Gracias por dejarme en herencia todo eso. Y no me refiero al dinero, ambos sabemos que os vais a fundir todo el dinero cuando os jubiléis. O más os vale, porque os lo merecéis y vuestra hija, gracias a vosotros, será capaz de ganarse su propio dinero.

Me refiero a la salud de hierro de ti, papá, como la del abuelo Pedro y la abuela Santa. Y a una salud no tan buena de ti, mamá, pero un pelo y unas uñas preciosas.

Gracias por enseñarme todo lo que me habéis enseñado. Papá, tú me enseñaste a ser perfeccionista y a ser exigente, y tú, mamá, me enseñaste a complementar eso con la paz mental y el relativismo.

Gracias por preocuparos por mi a vuestra manera, mamá siendo una pesada yendo el día detrás de mi y papá tragándose sus preocupaciones para no agobiarme. Aunque sé, mamá, que esto último también lo haces a veces.

Gracias por priozarme, por sacaros la comida de la boca si es necesario para dármela a mi. Gracias por tener paciencia conmigo.

Gracias por ser mis padres.

GRACIAS AMIGUITOS Y AMIGUITAS

Gracias por seguir hablándome a pesar de todo. Gracias por haber retomado el contacto después de haberme alejado tanto.

Alba, gracias por cada una de tus acciones. Gracias por proponerme planes para animarme, por presentarme a tus amigos, por apoyarme.

Jesús, gracias por aguantar como has aguantado y estar todavía aquí.

Y gracias al resto de personitas que se han ido incorporando a mi vida y me la han llenado de luz y color. Sobre todo a ti, Laura, gracias por confiar en mi para ayudarte. Juntas podemos con esto.

También gracias a vosotras, abejitas de mi panal, por estar leyéndome y dejándome comentarios y me gustas. Me hace muy feliz. Muchas gracias.

GRACIAS FAMILIA

Gracias familia por apoyarme y estar ahí. No os he elegido, pero os elegiría mel veces.

Gracias a mis primos por regalarme momentos tan divertidos, como cuando éramos todos pequeños (bueno, vosotros más pequeños todavía). No os imagináis la felicidad y el buen rollo que llegáis a contagiar.

En especial gracias a Elsa, porque tú y yo sabemos que tenemos una relación de primas-hermanas muy chuli. Gracias por vivir todo lo que has vivido de la manera en lo que lo has vivido, y gracias por aguantar hasta el final.

Gracias a mi tía Juli y a mi tío Juan por seguir contando conmigo para viajes familiares. Nunca se me va a olvidar el viaje a Gran Canaria.

Gracias a mi tía Sandra por ser como ella es, sin más. Y gracias a mi tía Paula por dejarme las ratitas ese mes porque me sentí muy animada. Fueron lo que necesitaba en ese momento.

Gracias a mis primos mayores también. Sobre todo a mi prima Ana, que me propone planes chulis. Te lo creas o no eso para mi significa más de lo que parece. Gracias por ese Mad cool y por los planes que vienen después.

Y por último, gracias abuela, por asegurarte de que voy a tener un próspero futuro. Te mereces ser mucho más feliz de lo que eres. Sabes que mis padres y yo siempre estaremos ahí para ti.

GRACIAS A MI

No voy a irme de aquí sin darme las gracias a mi.

Gracias por pasar por lo que he pasado y haberlo superado. Gracias por tener la actitud y la fuerza de voluntad que tengo.

Gracias por querer mejorar cada día, por querer ayudar, por sentirme capaz de cualquier cosa aunque en el momento me cueste.

Gracias por estar aquí, en las buenas y en las malas.

Un comentario sobre “EL POST DE LA GRATITUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s