Uncategorized

COMPLEJOS EN EL SEXO Y EN EL AMOR

Buenos días, panal. Bueno, más que buenos días, buenas tardes. Os pedí por Instagram que me dijeráis cuándo queríais el post de hoy y me elegistéis por la tarde. Y yo como soy una mandada, pues aquí está el post, por la tarde como me pedistéis.

El post de hoy lo considero muy interesante y necesario. No he leído nada así en ningún lado. Ni siquiera por encima en alguna cuenta de instagram. Y como soy experta en meterme en líos pues aquí estoy yo abriendo este cajón tan oscuro. Así que, allá vamos.

EL AMOR EN TIEMPOS DE GORDOFOBIA

Para empezar a hablar de los complejos en el amor y el sexo, tengo que poneros en contexto. Llevo tiempo pensando en lo difícil que es, para una persona con un físico no normativo, encontrar el “amor”. Lo entrecomillo porque no siempre es el amor como tal. A veces se busca solo sexo. Como consejo os diré que es mejor no buscar nada y que sea lo que surja.

¿Por qué? Porque para encontrar el “amor” la gente se fija en el físico. Y ahora los cánones de belleza son más estrictos que nunca. Antes podías pasar por estar buena si tenías celulitis, ahora ni eso. Ahora tu cuerpo tiene que ser como el de la mejor influencer de instagram para que se considere “bonito” y, por tanto, llame la atención a los hombres cishetero.

Sí, hablaré en todo este post sobre el amor hetero, y en especial sobre los hombres cisheteroY también me dirigiré a las mujeres hetero/bisexuales. No es que no pase al revés. Soy consciente de que también hay hombres con cuerpos no normativos que sufren por algo como esto, pero en su mayoría son mujeres. Y no solo eso, la mayoría de las personas que me leen son mujeres. Así que, es lo que toca

No hace falta hacer un estudio poblacional para saber esto. En un grupo de chicos van a haber comentarios despectivos hacia mujeres con cuerpos no normativos. Y no hace falta irse muy lejos para escuchar este tipo de comentarios. Si tenéis un grupo de amigos seguro que lo habéis escuchado alguna vez.

Es muy común meterse en aplicaciones como Tinder y juzgar a las mujeres por su físico y soltar comentarios como: muy gorda, muy delgada, muy fea, no tiene culo, no tiene tetas, tiene las tetas muy grandes y se le caen, el culo lo tiene flácido, etc. Parece que para encontrar el amor, el sexo o lo que narices busques tiene que tener un físico perfecto. Y quien me diga que esto no ocurre así, que venga y nos liamos a hostias.

Es broma, es broma. No me voy a pegar con nadie. Es cierto que no todos los hombres son así, pero 8 de cada 10 lo son. Lo estudió la Universidad de mi experiencia. Y ellos se excusan en que: “los hombres somos así por la testosterona”. Permíteme dudarlo.

Puedo llegar a entender que los hombres sean tan básicos genéticamente que flipen en colores con unas tetas o un culo, pero de ahí a elegir de qué forma quieren las tetas y cómo quieren el culo, hay un paso muy grande. No creo que la testosterona sea tan tiquismiquis y estúpida, sinceramente.

Lo que creo que pasa es que la gordofobia ha resurgido de las cenizas como el Ave Fénix. Y más fuerte que nunca. Y no solo la gordofobia. También ha resurgido una especie de superficialidad alimentada por las redes sociales.

“SOY INFERIOR”

Si tienes un cuerpo no normativo, puedes tener “suerte” y que un alguien se fije en ti. Aquí están las dos opciones:

  1. Que se haya fijado en ti porque es un hombre hecho y derecho y le ha gustado tu físico aunque no sea normativo.
  2. Que se haya fijado en ti porque “le has convencido”. No le has gustado del todo, pero se ha conformado porque él tampoco tiene una opción “mejor”, está desesperadísimo y/o le has dado pena.

Y siento decepcionaros pero normalmente es la segunda opción. Normalmente se conforman. No les gusta tu físico del todo pero “eres maja” y “tampoco estás tan mal“. ¿Os suena esto, verdad?

Lo peor de todo es que no te lo dicen a la cara. Ellos te van a comer la oreja hasta el último momento porque les interesa que estéis ahí para ellos. Para ellos vais a ser la mujer más guapa del universo. Y ahí es donde viene el problemón. Iba a decir que ahí viene el problema, pero es que el problema es TODO.

Te dicen que eres la mujer perfecta, pero en instagram siguen a influencers con cuerpos “perfectos” (perfectamente normativos, porque todos los cuerpos son PERFECTOS y da igual cómo sean). Y, sorpresa, tu cuerpo no se parece en nada a eso.

Y este es solo un ejemplo. Hay miles de ejemplos más en los que la acción de un hombre te puede hacer sentir insegura a ti: comentarios sexuales hacia otras mujeres (con cuerpos normativos, por supuesto), comentarios despectivos hacia mujeres con cuerpos no normativos, admiraciones a actrices simplemente por su físico (véase el ejemplo de Ester Expósito), etc.

Y no, no estoy entrando en el mundo de los celos. Para mí los celos es sentir miedo por perder a esa persona. Eso es otra cosa aparte totalmente diferente. Aquí no entran en juego los celos, entran en juego LA GORDOFOBIA Y LA SUPERFICIALIDAD.

Tener a una persona así a tu lado solo te hace sentir más insegura con tu propio físico. Y te hace sentir inferior al resto.

Luego están los chicos que por su propio bien intentan poner en forma a sus novias para que se sientan más seguras de sí mismas. O simplemente para que estén mucho más “saludables”.

Un mensaje para todos estos hombres que quieren transformar a sus novias “por salud”. La salud mental también existe y tratar a tu novia como si fuera, literalmente, un trozo de carne que se puede transformar en otra cosa, no ayuda mucho a la “salud”.

Y otro mensaje para las respectivas novias. Dejad a vuestros novios, trabajad el amor propio y ya si eso os buscáis a otro que os acepte tal y cómo sois.

NO ES NECESARIO LLORAR CADA NOCHE

Para los hombres que estén leyendo esto, que no sé si habrá alguno porque las verdades duelen y estas no van a ser una excepción. No hace falta que tu novia o lo que sea llore por las noches o deje de comer y adelgace veinte kilos para que sepas que le estás generando una inseguridad (o más inseguridad, según se vea).

Hay pequeños detalles de los que no os dais cuenta o los considerais normales. Como por ejemplo querer hacer el amor con la luz apagada, no querer hacer según qué postura por cómo la podáis ver, no mostrar su cuerpo desnudo delante de vosotros…

Son pequeños detalles que no veis, o que os pensáis que son una tontería. No son ninguna tontería. Si una mujer se siente segura con su cuerpo sea como sea, no tiene miedo de que su pareja se lo vea de ninguna de las maneras.

Y sí, podéis decir que vosotros no tenéis nada que ver con la seguridad y confianza corporal de vuestra pareja, pero entonces es que no habéis entendido nada. Con algunas acciones que ya he mencionado antes, hacéis que vuestra pareja se sienta aún más insegura. Y ella puede estar trabajando el amor propio por su cuenta, pero si hay un obstáculo enorme en el proceso todo se hará más difícil. El obstáculo sois vosotros y vuestra superficialidad, por si no lo sabíais.

LOS PARCHES NO SIRVEN PARA NADA

La solución a esto no es que los hombres dejen de seguir a todas las influencers con cuerpos “perfectos”, ni que vayan con una venda en los ojos por la calle para no mirar ningún culo. Eso no es más que un parche. Haría que las mujeres se sintieran más seguras, sí, pero no sería más que un parche. La raíz del problema seguiría ahí. ¿Y cuál es la raíz del problema? La superficialidad.

Lo que debería solucionarse es la superficialidad que tienen los hombres. Ellos mismos son los que deberían seguir en Instagram cuentas donde se expongan todos los tipos de cuerpos. Habrá cuerpos más pequeños y más grandes. Pero todos son cuerpos válidos y normales. Cuerpos que te puedes encontrar por la calle y por aplicaciones como Tinder.

Si solo están expuestos a cuerpos de determinada manera, van a tender a buscar cuerpos de esa manera. Pero si están expuestos a todos los tipos de cuerpo, van a ver esos cuerpos como normales (porque lo son, vaya) y más probabilidades hay de que los consideren bonitos y atractivos.

Todas las personas, sean mujeres u hombres, tienen que empezar a entender que la diversidad corporal existe y que todos los físicos son válidos. Podrán tener más de una cosa o menos, pero son todos válidos.

Y eso no significa que todas las personas te tengan que gustar y atraer. ¿En qué mundo viviríamos? Las personas somos más que un físico y la atracción va más allá de eso. Pero lo que no podemos hacer bajo ningún concepto es elegir a las personas por su físico; eligiendo a las personas con un cuerpo normativo y rechazando a las personas con un cuerpo no normativo.

Un ejercicio muy sencillo que pueden hacer las personas que quieran trabajar la superficialidad es el siguiente. Da igual si eres hombre o mujer. Mira tu cuenta de Instagram a las personas que sigues.

  • Esa persona de la cual no te interesa nada el contenido, pero te gusta su físico.
  • Ese actor o actriz que has visto en una película/serie y te ha parecido atractivo/atractiva.
  • Ese famoso o famosa que te parece mono/mona y por eso le has seguido.

Todas esas personas a las cuales has elegido por su físico, ¿tienen algo más que aportarte? Si quizás sube un contenido que te atrae, o lo consideras buena persona y que te enseña algo, está bien, mantenlo ahí. Pero si solo sigues a esa persona porque es guapa/guapo o porque está bueno/buena, ¿de qué te sirve?

Y si tuvieran un cuerpo no normativo, todavía lo apoyaría. Yo por ejemplo no seguiría a nadie para alegrarme la vista, pero puedo entender que alguien sí. Lo que no entiendo es que no te puedas alegrar la vista con un cuerpo no normativo porque lo más probable es que si sigues a personas por su físico, resulte que tienen un cuerpo normativo.

HASTA OTRO DÍA PANAL

Espero que os haya gustado este post. Es una especie de reflexión que quería dejar por aquí. En unos días por Instagram subiré una publicación en la que daré consejos para superar inseguridades y complejos, así que si os ha gustado esto, probablemente os guste esta publicación también.

Cualquier cosa que me tengáis que decir lo podéis dejar aquí en comentarios o en Instagram mismo. Toda aportación será buena. Yo también estoy aquí para aprender. ¡Hasta otro día, panal!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s